Optimiza el aire que respiras con un humidificador

Los humidificadores son aparatos que están hechos para restablecer la humedad en el ambiente causada por el uso prolongado en la calefacción durante el invierno o en climas extremadamente secos, los humidificadores baratos son muy buscados actualmente.

Posee un depósito de agua que se evapora y es este vapor que purifica yrestablece el equilibrio de humedad en el ambiente para que no se genere resequedad en las mucosas y en la piel. Pues es, justamente, esta resequedad la que puede acusar problemas respiratorios.

¿Por qué usar un humidificador?

Estos utensilios se usan para que la atmosfera sea óptima en nuestro hogar. Con ellos el aire que respiramos tendrá el balance adecuado para nuestras vías respiratorias, sobre todo en invierno al usar la calefacción, cuando el intercambio de aire con el exterior es mínimo, el humidificador hace posible que este aire se renueve y se elimine bacterias u otros microorganismos que puedan causar enfermedades.

Los humidificadores restablecen el balance perfecto de humedad y esto hace que el aire no sea tan seco, lo cual vita resequedades en la garganta, otras mucosas y la piel, pero tampoco tan húmedo, lo cual evita riesgos de alergias y otros problemas.

Diferencia entre humidificador y vaporizador

Al cerrar las ventanas y encender la calefacción, el aire se hace más seco, bajando los niveles de humedad en el hogar, la cual debe ser (según expertos) de entre un 45 y un 65% para que nuestras gargantas no sufran afecciones y no se agraven los problemas para respirar.

Por esto médicos y otros conocedores aconsejar que se utilicen utenciulios que mantengan estos niveles de humedad. En el mercado existen los vaporizadores y los humidificadores. ¿Cuál usar? ¿En qué se diferencian? Los dos crean humedad en un ambiente seco. Pero la diferencia estriba en que el humidificador produce vapor frío y el vaporizador hace que el vapor sea caliente.

Los vaporizadores funcionan con agua corriente del grifo y el sistema se calientan. Esto hace que haya que tener mucho cuidado de donde se coloca, pues puede crear accidentes.

Por su parte, los humidificadores trabajan en frío y suelen ser muy silenciosos. Al funcionar en frío pueden utilizarse también en verano. Solo que suelen ser más caros que los vaporizadores.

Tipos de humidificadores

Humidificadores de vapor frío: Trabajan con ultrasonidos que hace evaporar el agua contenida en su depósito. Al no ser calientes no hay peligro de quemaduras, además puede usarse durante el verano. Debe utilizarse con agua destilada para evitar la proliferación de microorganismos.

Humidificadores de vapor caliente: Su sistema es la evaporación, gracias al calor de su mecanismo. Puede usarse con agua corriente del grifo. Estos aparatos suelen ser más económicos que los que usan ultrasonido, pero hay que estar atentos pues se calientan y esto puede causar accidentes.

Humidificador ionizador: funcionan generando iones negativos que eliminan microorganismos causante de enfermedades, por lo que su humedad limpia y pura.

¿Cómo se usa un humidificador?

Los humidificadores utilizan la energía eléctrica y hay que ser cuidadosos con lo que usan el sistema de calentado para su funcionamiento, ya que podemos quemarnos. Igualmente, es importante limpiarlos a diario para que no acumulen impurezas que van a parar luego al ambiente y pueden causar infecciones. No deben usarse detergentes, pues sus residuos también serían respirados en el vapor y podrían causar alergias y otras afecciones respiratorias. Además, el agua que se use debe cambiarse todos los días para mayor higiene.

En el mercado también existen humidificadores que se pueden usar con aceites esenciales, por lo que además de restablecer la humedad en el ambiente, puedes lograr que tu fragancia preferida esté presente en toda la habitación. Estaríamos hablando de desinfectar el aire, estabilizar la humedad y desodorizar el ambiente. Además hay modelos y colores que combinan con cualquier decoración.

Los humidificadores son aparatos sensacionales, pero solo debe utilizarse cuando sea necesario, es decir solo cuando los niveles de humedad no sean los óptimos y recomendados por expertos.

Facebook Comments