¿Ya sabes cuál es el computador más pequeño del mundo?

Todos sabemos muy bien que además de los ordenadores normales que utilizamos a diario, hay investigaciones que buscan crear las máquinas más pequeñas posibles para su uso en medicina y otras aplicaciones relacionadas con la salud.

Por lo tanto, hoy en este artículo le mostraré el ordenador más pequeño del mundo, sí, con sólo 0,04mm pulgadas cúbicas, es sólo una décima parte del tamaño de la solución de IBM.

Este post también puede ser de tu interés: ¿Sabes cuál es el mejor navegador de Internet para Mac?

Conoce al computador más pequeño del mundo

Estos nanocomputadores han estado evolucionando, pero no en tamaño. La última propuesta llegó de la mano de la Universidad de Michigan y es un sensor de temperatura muy avanzado.

Fue hace muy poco tiempo que IBM presentó su propuesta y hasta ahora era considerado el ordenador más pequeño del mundo. Desde muy pequeñas dimensiones, se ha convertido en un verdadero gigante, si se compara con la propuesta de la Universidad de Michigan.

El nuevo ordenador más pequeño del mundo

Este pequeño ordenador es tan pequeño que su tamaño se reduce junto a un simple grano de arroz. Con sólo 0,04 mm cúbicos de pulgadas, es sólo una décima parte del tamaño de la solución de IBM.

Los investigadores de la Universidad de Michigan han tenido algunos problemas, pero han podido poner un procesador ARM Cortex M0 en su equipo, así como un conjunto de fotoresistencias y LEDs para programación, transmisión de datos y alimentación.

Uno de los mayores retos de este equipo fue el uso de la luz para la transmisión de datos, ya que sus requerimientos mínimos de energía estaban influenciados por ella. Para evitar el problema, abandonaron los diodos y optaron por cambiar los condensadores y filtros para eliminar el ruido eléctrico existente.

Las aplicaciones de estos nuevos ordenadores

Dado su tamaño reducido y la capacidad de detectar variaciones de temperatura, se utilizará para investigar las variaciones dentro de un tumor y determinar el éxito o fracaso de las terapias aplicadas.

Es en este campo donde la investigación avanza y busca soluciones para adaptarse a situaciones específicas, tanto en el campo de la salud como en otros ámbitos. En el caso específico de esta nueva solución de la Universidad de Michigan, además de la salud, existen otras áreas en las que se puede utilizar, como el diagnóstico del glaucoma en el interior del ojo, la monitorización de procesos bioquímicos e incluso el estudio de animales.

Facebook Comments